Luis Ortigoza

Noticias al dia

Función de despedida de Luis Ortigoza

Con una emotiva gala del Ballet “Mayerling” ante un Teatro Municipal de Santiago repleto, el Ballet de Santiago en pleno, despidió de los escenarios a su Primer Bailarín Estrella, el argentino Luis Ortigoza, con la sexta y última función de esta obra, en que participó la Orquesta Filarmónica de Santiago, conducida por el Director invitado, José Luis Domínguez.

Al término de la función, Luis Ortigoza salió a agradecer esta despedida al público y a todos los integrantes del Ballet de Santiago, además de su Directora Marcia Haydée y su Sub Directora Luz Lorca, quienes lo aplaudieron y ovacionaron de pié.

Gala de Despedida de Luis Ortigoza

mayerlingluis

Luis Ortigoza en Mayerling 2013. Fotografia: Patricio Melo

Este 18 de Abril en el Teatro Municipal de Santiago, Luis Ortigoza, Primer Bailarin estrella, se retira de los escenarios para dar paso a una nueva etapa como asistente de dirección.
La función será de “Mayerling”, de Sir Kenneth MacMillan.

“…¿Por qué se retira?

Porque creo que estoy en el mejor momento para terminar mi carrera. Es una decisión que tomé hace dos años. Siempre dije que quería irme estando en buenas condiciones físicas y que no quería extender más allá mi carrera de bailarín. Mi último ballet iba a ser Manon para la temporada del 2015 y así lo comuniqué a la dirección del Teatro Municipal. Ellos me dijeron que aún no, que este año venía Mayerling y que esperara. Después de todo, creo que es la mejor obra con la que podía irme: es un privilegio hacer esta creación de Kenneth MacMillan. No todas las compañías del mundo lo tienen en su repertorio y sin ir más lejos una vez Julio Bocca me dijo que nunca lo había podido hacer. Quiero que el público tenga la mejor impresión de mí en la despedida, en un gran momento…”

Diario la Tercera. 3 de Abril del 2016.

“…Me retiro de los escenarios. Esta no es una decisión que tomé de un día para otro. Lo vengo meditando desde hace dos años, aproximadamente. Ahora llegó el momento. Es un ciclo que tiene que cerrarse”, comenta Ortigoza, y añade que “siempre dije que quería dejar de bailar estando en buena forma. ¡Que el público se quedara con esa imagen! No me voy con pena. ¡Para nada! Tuve una carrera maravillosa. He bailado los ballets más increíbles y me ha tocado trabajar con los más importantes coreógrafos del mundo…”

Diario El Mercurio. 3 de Abril del 2016.

 

“Fue en el año 1989 estando en Bs Aires cuando me  invitaron a ver una clase donde asistía un
joven talento, no pasaron muchos minutos cuando quedé asombrada del talento, energía y belleza
del niño en cuestión, era Luis Ortigoza. En ese momento mi pensamiento fue, debemos invitarlo a
que se una al Ballet de Santiago! asi fue como en ese mismo año se incorporó al Cuerpo de Baile
comenzando a recorrer este largo camino de interprete donde Luis no se ha saltado ninguna
etapa, de comparsa en la Opera,  miembro del cuerpo de baile, solista, Primer Bailarín y Estrella.
Ejemplo de tenacidad, disciplina, respeto hacia su profesión y perseverancia. Defensor sin tregua
de los principios artísticos que lo han instalado a la cabeza de sus pares, muchas veces
incomprendido y atacado pero jamás doblegado. Luis es un referente en el universo de la Danza y
ejemplo de las nuevas generaciones.
Agradezco ese día en que ambos decidimos caminar juntos bajo un mismo techo, agradezco los
momentos que nos ha brindado tanta emoción a través de su talento, agradezco el haber sido
testigo de su crecimiento pero…
Me entristece no verlo más en el escenario…”

Luz Lorca, Sub Directora del Ballet de Santiago

 

Luis Ortigoza podría ser la estrella de cualquier compañía del mundo, de las más grandes, pero él prefirió quedarse en Chile, en el Ballet de Santiago. Siento por él una admiración profunda y un gran respeto por su talento y por lo que ha hecho con él”.
Marcia Haydée, Directora del Ballet de Santiago.

 

Ivan Nagy fue una especie de padre artístico para él. Literalmente lo moldeó y le traspasó ese ‘sello’ que Ortigoza conserva, desde entonces, como bailarín: su nobleza en el escenario y su porte clásico. Su manera de caminar, su sentido teatral, el cómo se para en el escenario, eso es Nagy”.
Carmen Gloria Larenas, crítica de ballet y directora artística del Teatro del Lago.

 

 

Es el fin de una era para el Ballet de Santiago. Luis Ortigoza fue un bailarín con tanta personalidad y tanto repertorio. Un líder. La duración de su carrera fue extraordinaria. Muy pocos bailarines llegan a bailar tan bien hasta los 47 años”.
Demis Volpi, Coreógrafo residente del Ballet de Stuttgart.

 

Luis Ortigoza es uno de los más bellos bailarines de nuestra generación. Su refinada sofisticación, su virilidad, su emotividad y sensibilidad, se combinaron para crear a un bailarín único, como nunca he vuelto a ver en escena. Protagonicé con él inolvidables momentos sobre las tablas y fuera de ellas. Su encantadora amistad fue otro de sus más grandes regalos. Bravissimo dear Luis… Te Amo”.
Julie Kent, ex primera bailarina del American Ballet Theatre.

 

Querido Luis, gracias por tu arte, tu profesionalismo y tu entrega en este arte maravilloso. Tienes una carrera intachable y hermosa, y sobre todo me alegro de que tomaras la decisión de terminar esta primera parte de tu vida en lo más alto. Te esperan cosas maravillosas porque siempre estás buscando cosas nuevas, pero te recomiendo un año sin hacer nada, no sabes lo lindo que es levantarse en la mañana, desayunar y volver a la cama, o en un día soleado tomar una cerveza bien helada sin preocuparse de que hay función jajajajaja. Es muy recomendable mentalmente y físicamente.

¡Que disfrutes! Se te quiere y admira”.
Julio Bocca, bailarín argentino y director del Ballet Nacional Sodre (Uruguay).

 


 

Su última función:

Lugar: Teatro Municipal de Santiago.

Fecha: lunes 18 de abril, a las 19:00 horas.

Ballet: “Mayerling”, de Kenneth MacMillan.

 

 

Mayerling 2016

mayerling luis ortigoza
Liszt / MacMillan

Entre el 12 y el 16 de abril de 2016

¿Suicidio amoroso o asesinato político?

Una historia de pasión y locura basada en hechos reales. Rudolf, un príncipe emocionalmente inestable, heredero del imperio Austro- Húngaro, se ve obligado a contraer matrimonio con la princesa Estefanía de Bélgica en contra de su voluntad. Este hecho es el punto de partida para introducirse en una espiral descendente de intriga política, violencia y, en última instancia, el suicidio.

La coreografía de Kenneth MacMillan (1977) muestra su interés por mostrar las presiones sociales, políticas y personales que podrían haber impulsado el suicidio doble, del archiduque Rudolf –hijo de Sissi- junto a María Vetsera, su amante, en el pabellón de caza de Mayerling. Además de su interés por la familia real de Habsburgo y el imperio Austro-Húngaro. Es una obra de personajes emocionalmente complejos y enorme exigencia técnica: un desafío para los solistas, sobre todo Rudolf, quien enfrenta una dificultad extraordinaria.

Coreografía: Sir Kenneth MacMillan

Música: Franz Liszt

Arreglos y orquestación: John Lanchbery

Libreto: Gillian Freeman

Escenografía y vestuario, aprobados por Lady Deborah MacMillan: Pablo Núñez

Iluminación: José Luis Fiorruccio

Reposición: Karl Burnett

Junto al “BALLET DE SANTIAGO”

Directora artística: Marcia Haydée

ORQUESTA FILARMÓNICA DE SANTIAGO

Director musical: José Luis Domínguez

Funciones desde el 12 de Abril del 2016

Luis Ortigoza en NYC Dance Project


Una escena en que Misty Copeland (American Ballet Theatre) y otras bailarinas emulan un cuadro de Edgar Degas; Michael Jackson Jr and Sean Carmon (Alvin Ailey American Dance Theater) haciendo el signo del infinito con sus cuerpos; Masha Dashkina Maddux (Martha Graham Dance Company) suspendida en el aire con un vaporoso vestido rojo; Luis Ortigoza y Sebastián Vinet (Ballet de Santiago) uniendo fuerzas detrás del escenario del Teatro Municipal de Santiago. Éstas y cientos de otras fotografías han nacido del lente de Deborah Ory y Ken Browar, los creadores de NYC Dance Project.
Se trata de un proyecto que apuesta por retratar el cuerpo y movimientos de bailarines de todo el mundo, buscando capturar con ellas la personalidad y el carácter de cada uno de sus protagonistas. La experiencia de ambos –ella es ex-bailarina y fotógrafa; él también es fotógrafo, con vasta experiencia en revistas como Vogue, Elle, y Marie Claire– ha dado como resultado un propuesta visual única que ha captado la atención de fanáticos de la danza en todo el planeta a través de sus redes sociales.
Este proyecto llegó en enero hasta el Teatro Municipal de Santiago para traer su sinergia entre ballet, moda y fotografía a este histórico escenario. Ésta es la historia de cómo llegó a Chile y qué sucedió ese día entre Ory, Browar, Ortigoza, Vinet y la bailarina Camila Justiniano.

Video: Teatro Municipal de Santiago / Potrero Films

Manon 2015. Funciones: 20, 21 y 24 de nov.

12193798_896558653763509_6214968565497725327_n

Massenet | MacMillan

Sólo a través del pecado vivirá su amor.
Manon es una muchacha que se dirige al convento; Des Grieux es un joven estudiante. Ambos se encuentran por casualidad en una posada y una sola mirada les basta para quedar flechados. Enamorados, deciden escapar a París, frustrando los planes del hermano de ella para venderla al mejor postor. El idilio dura poco. Manon no puede vivir sólo de amor y es incapaz de resistirse cuando el Señor G.M. le ofrece una vida de lujos y riquezas a cambio de ser su amante. Pero Des Grieux no está dispuesto a dejarla: se convertirá en un jugador y un criminal, seguirá a Manon a la prisión en el exilio e incluso hasta la misma muerte…

Kenneth MacMillan es uno de los mejores contadores de historias del ballet del siglo XX y, con su profundidad psicológica, Manon es una de sus historias más desgarradoras. Acompañado de la música de Jules Massenet y basado en la novela del Abate Prévost, Manon es una obra desafiante, tanto en las complejas escenas que recrean la sociedad de París y Nueva Orleans, como en los íntimos pas de deux entre los amantes, que la imbuyen de toda su potencia trágica.

REPARTOS:

20, 21 y 24 de noviembre
Manon: Katherine Rodríguez
Des Grieux: Luis Ortigoza

Romeo y Julieta 2015

Los esperamos en el Teatro Municipal de Santiago, con Romeo y Julieta, coreografía de John Cranko, primer titulo de la temporada 2015 junto a Natalia Berrios, primera bailarina Estrella del Ballet de Santiago.

Cascanueces 2014

Vuelve un imperdible de navidad. Este clásico de Piotr I. Tchaikovsky puede verse infinitas veces sin nunca aburrir. Esta vez vuelve, como en otras oportunidades, en la mágica coreografía de Jaime Pinto. Una puesta en escena impecable y vestuario de gran colorido y atractivo, ambos a cargo de Pablo Núñez, ayudan a transportar al público a un universo lleno de magia, mientras la música magistral de Tchaikovski, que sin duda marca una de las cúspides de la música para ballet de todos los tiempos, proporciona el marco ideal.

La historia de Drosselmeyer, Cascanueces y el Rey de los Ratones en la noche de navidad, narrada por E.T.A. Hoffmann, seduce año a año a niños y adultos con su ambiente cargado de magia y de alegría. No es extraño que Cascanueces sea un título casi infaltable cada diciembre y que se encuentre asociado para tantas personas a la navidad. ¿Para qué conformarse con una sola nochebuena si se puede tener varios días de fiesta?

Los esperamos en el Teatro Municipal de Santiago desde el 4 de diciembre a las 20 hrs.

Con ovación Luis Ortigoza estrena su “Bayadera” en Rio de Janeiro

“Toda la magia y exotismo de la gran producción de La bayadera que Luis Ortigoza –coreógrafo– y Pablo Núñez –diseñador de escenografía y vestuario– estrenaron en 2007 llegó la noche del domingo 1 de junio por primera vez al Teatro Municipal de Río de Janeiro. Tras la función, el público ovacionó a la Primera Bailarina Márcia Jaqueline y el solista Emanoel Araújo, quienes interpretaron los roles de Nikiya y Solor, respectivamente, así como a los artistas del Ballet y la Orquesta Sinfónica del recinto brasileño”…

Para leer la nota completa revisa:

 

 

Luis Ortigoza en homenaje a Ivan Nagy

Iván fue una persona tremendamente importante e influyente en mi carrera, me marcó de un modo artístico que quedará por siempre en mi.
Aprendí mucho con él y de él; una persona con valores que hoy en día están olvidados, honestidad, lealtad, compromiso, responsabilidad y los objetivos muy claros, lo hicieron ser una personalidad inolvidable.
Trabajar con Iván siempre era una experiencia, muy exigente pero con una visión muy clara de lo que se proponía. Siempre buscando superar los objetivos y desarrollar el trabajo de los bailarines, trabajó con y para que el Ballet de Santiago sea la mejor compañía de Sudamérica y no sólo en palabras, con hechos lo hizo realidad. “Cuando se abre el telón, debe estar lo mejor” decía.
Me enseñó como se debe manejar a una bailarina como el “Gran Partner que fue”, a tener un sentido artístico y estético del ballet, me enseñó lo que es la mística del teatro, a prepararme para una función y tantas cosas más que sólo se aprenden cuando se pasan de generación en generación.
Claro que no fue todo fácil, los dos éramos de personalidades fuertes y nuestras peleas y desencuentros tuvimos, pero, siempre existió el respeto mutuo de poder sentarnos a conversar y discutir de la mejor forma para solucionar las cosas.
Trajo a la compañía un repertorio de máximo nivel, coreógrafos de los cuales él sabía que yo aprendería más y más y con los cuales yo quería trabajar y eso significó un gran desarrollo en mi carrera
El hizo que Marcela Goicoechea y yo fuéramos una pareja artística con su sello y nos paró sobre el escenario para brindar algo especial. Hoy con el paso de los años puedo decir claramente que él hizo que lo lográramos.
He tenido la suerte de encontrarlo en mi vida de aprender y entender muchas cosas, fue mi director y con el paso de tiempo fuimos amigos, compartimos muchas charlas y cenas que él mismo hacía con Marilyn su esposa; siempre estábamos en contacto, quería saber cómo estaba la compañía que él tanto quería.
Siempre dijo “El Ballet de Santiago es mi primer hijo artístico”

Para mi se fue un gran referente indiscutido, pero en mi quedará para siempre.
Gracias Iván